La clorofila, sus usos y riesgos

La clorofila otorga el color verde presente en las plantas y son las moléculas responsables de la transformación de la energía lumínica a energía química, en el proceso llamado fotosíntesis.

En su forma tópica posee diversas propiedades: antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias, que ayudan al organismo; cuida la salud digestiva. Sin embargo, también su consumo puede generar algunas contradicciones.

Hoy vamos hablar de sus riesgos:

De acuerdo a informe de MedlinePlus, si la clorofila entra en contacto con la piel, puede provocar ardor o picazón leve. La clorofila es fotosensible, la cual obliga a que seamos completamente conscientes al aplicarla o tomarla, por que su uso irresponsable puede ocasionar quemaduras o ampollas.

 

La clorofila se considera no tóxica. Sin embargo, hay quienes sí presentan una reacción secundaria al beberla como suplemento.
 

RECOMENDACIÓN:

Nosotros recomendamos que para obtener los beneficios y propiedades que tiene la clorofila, incrementar el consumo de forma natural a través de los alimentos que la contienen. Así es una manera más segura y eficiente de que beneficie al organismo sin causar un riesgo. Sin embargo, si quieres seguirla consumiendo, primero asegúrate con un profesional acerca de los posibles cambios que puedan ocurrir en tu organismo, segundo, no olvides que todo en exceso es malo, y por último recuerda visitarnos con tu cuerpo y piel limpia, y sin antes haber aplicado e injerido esta sustancia y las demás fotosensibles.

 

https://www.clikisalud.net/usos-y-riesgos-del-consumo-de-clorofila/
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002893.htm


Dejar un comentario